Connect with us

Día a día

Universidad Nacional acelera sueños de emprendedores

Mediante un programa de extensión universitaria, pequeños empresarios heredianos han adquirido conocimientos y herramientas para potenciar sus negocios

Published

on

Por Andrey Pineda Sibaja, estudiante de la Facultad de Periodismo y Comunicación

Alejandro Torres vende sus artesanías por todo el país; Ana Patricia Vallejos dedica su tiempo y energías a la pastelería y chocolatería; Marcela Rodríguez combina ahora la atención de pacientes con su otro negocio: queques artesanales.

Ellos tres son parte de un grupo de emprendedoras que se han beneficiado con un proyecto de extensión de la Universidad Nacional (UNA) denominado «Proyecto Manejo Básico de Oficinas», promovido por la Escuela de Secretariado Profesional.

Por medio de él han adquirido herramientas para innovar e impulsar sus microempresas en medio del reto que representa una economía golpeada por la pandemia de Covid-19.

Luchadores

Alejandro Torres es vecino de San Rafael de Heredia y egresado de la carrera Administración de Empresas. Su hogar se vio afectada por el desempleo; por eso dio rienda suelta a su emprendimiento: MaleK Pots & Gifts C.R.

El emprendimiento, que se dedica a las artesanías, fue fundado en julio de este año. Inicialmente pensaban anclarse al sector turismo y por eso tomaron el nombre “Maleku”, etnia indígena ubicada en la zona norte del país.

Sin embargo, a raíz de las restricciones decidieron elaborar macetas con imágenes autóctonas que se distribuyen por todo el país. 

Otro ejemplo de emprendimiento es el de Ana Patricia Vallejos, quien con solo la primaria completa se convirtió en jefa de su hogar a raíz de un accidente que sufrió su esposo.

Esta vecina de Santa Rosa de Santo Domingo de Heredia se dedica a la pastelería y chocolatería. Su inspiración fue su padre, quien le heredó el don de la cocina.

La señora , dueña del negocio Bondades del Corazón, relata que la pandemia ha golpeado su negocio, pero con esfuerzo y dedicación ha salido adelante.

Además indica que la clave del éxito de su negocio es el amor por lo que hace, pues esta vecina nacida en la provincia de Limón tiene su toque caribeño en sus productos que lo hacen distintos a toda la repostería del país.   

Ella publicita su negocio en redes sociales como Facebook y WhatsApp y pretende, a corto plazo, abrir su página en internet para llegar a más hogares costarricenses.

Este emprendimiento entrega sus pedidos solo en la zona de Santa Rosa, pero los clientes pueden ir hasta esta comunidad herediana por sus pedidos.

La emprendedora brinda un mensaje motivacional a todas las mujeres:

“Que se animen a dar ese paso, que nunca digan que no pueden. Las cosas no llegan solas; hay que buscarlas»

Aclara que es importante estar actualizados en materia de manipulación de alimentos y nuevas técnicas de cocina, pero ella es un vivo ejemplo de que querer es poder.

Otra pulseadora

Marcela Rodríguez es licenciada en Psicología y tiene su consultorio médico en su casa de habitación, en Mercedes Norte de Heredia.

Por cuestiones personales decidió renunciar a su antiguo trabajo en una clínica donde laboró por más de 10 años.

Desde entonces divide su tiempo entre sus pacientes y su negocio llamado “Shaddai”. Allí elabora quequitos artesanales.

Rodríguez relata que llevar este estilo de vida es cansado, pues debe levantarse la mayoría de sus días a las 4:00 a. m. para hornear y así abastecer la demanda de su emprendimiento.

Ella comienza su consulta tipo 10:00 a.m. y su jornada puede finalizar a las 9:00 p.m. Sin embargo, debido a su profesión tan estresante cocinar sus postres es un tipo de terapia que le ayuda a aliviar su salud mental.

Además, relata que emprender no es tan fácil, ya que los primeros meses debe hacerse una inversión en tiempo y dinero, pero con la ayuda de Dios, esfuerzo y dedicación, se puede salir adelante.

© 2021 DigitusCR es un proyecto del Laboratorio de Innovación y Producción Periodística de la Facultad de Comunicación de la Universidad Federada San Judas Tadeo. Todos los derechos reservados.