Connect with us

Uncategorized

Anfiteatro de Villa ofrece gastronomía, misterio y arte a sus visitantes

Túneles bajo tierra del antiguo tajo contienen hoy maravillosos tesoros

Published

on

Por Sebastián Araya para DigitusCR

Un antiguo tajo ubicado al oeste de Cuidad Colón, sobre el cañón del río Virilla, se convirtió en una singular galería de arte nunca antes vista en el país.

Un  complejo de túneles, salas temáticas, arte y gastronomía al mejor estilo mediterráneo son solo unas de las experiencias que ofrece el Anfiteatro de Villa. El tajo estuvo cerrado durante 25 años.

Desde su inauguración, en 2014, ha logrado expandir sus posibilidades artísticas con la llegada de más recreaciones de esculturas en mármol, resina y bronce, además de otros monumentos y pinturas clásicas que se encuentran alrededor del mundo. 

“El tajo fue usado por una planta de asfalto que dejó el terreno en un estado lamentable de contaminación. Por su belleza, nos pareció obvia la obligación de primero descontaminar el sitio y ver la forma de abrirlo al público”, comentó Benito Dessard, el dueño del anfiteatro.

Túneles más grandes

Uno de sus grandes atractivos, los túneles, están siendo actualmente expandidos con el objetivo de crear más salas temáticas, las cuales se pueden explorar junto con un tour guiado y hasta se baraja la idea de un restaurante temático bajo tierra inspirado en “Viaje al centro de la Tierra”, del escritor Julio Verne.

“Pudimos determinar, gracias a las críticas constructivas de la gente, que le falta la representación de nuestra región. Entonces nuestra próxima temática va a ser la de los mayas. Visitamos México y traemos como idea una réplica de la tumba del gobernador Pakal” , indico Dessard.

Un moai de la Isla de Pascua, la Fontana di Trevi y la tumba de Tutankamón son solo unas cuantas réplicas que los visitantes podrán encontrar en el anfiteatro. El lugar cuenta con restaurantes.

Las condiciones que trajeron el 2020 no fueron impedimento para que la idea de aprovechar el potencial de cada rincón de los 500 metros de caverna.

“Poco a poco, después de septiembre del año pasado pudimos volver a abriry gracias a Dios la gente nos ha apoyado. Han venido y hemos tratado de ofrecer un lugar seguro”, dijo Dessard. 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 DigitusCR es un proyecto del Laboratorio de Innovación y Producción Periodística de la Facultad de Comunicación de la Universidad Federada San Judas Tadeo. Todos los derechos reservados.