Connect with us

A Título Personal

Sin Messi… ¿y ahora qué?

Las Copas del Rey no serán lo mismo, ni los clásicos de Liga ante el Real Madrid, Espanyol, Atlético, Athletic…

Published

on

Por Iand García para Digitus CR

Recuerdo que todo el mundo me decía que el legado de Lionel Andrés Messi Cuccitinni con el FC Barcelona se iba a escribir hasta que él se retirara en el club.

Y cómo no pensarlo si desde que firmó un contrato en una servilleta se volvió en una de las realidades más importantes para el barcelonismo.

Volvamos a 2015, porque mientras jugaba mi Modo Carrera de FIFA con el Chelsea, escuchaba de la voz de Fernando Palomo algo que jamás pensé que pasaría: ‘‘Lionel Messi salió del FC Barcelona hacia el Manchester City por nuevos títulos’’.

Al ver y oír eso dije: “nombres, qué volado está el juego; solo aquí pueden pasar esas cosas”… pero estaba equivocado.

Tras la llegada de Joan Laporta a la presidencia del club blaugrana, el objetivo número 1 que tenía era lograr la renovación del contrato con Messi, cosa que nunca ocurrió y el Paris Saint-Germain francés aprovechó la libertad laboral que tenía el astro e hizo oficial el fichaje del rosarino de cara a la temporada 2021/22 en la Ligue 1.

Así dejó a la Liga Santander sin su estrella, sin el hombre que acaparaba todos los promocionales; el que hizo que ESPN en Estados Unidos comprara los derechos televisivos de la competición .

Memes

Y sí, me da mucha risa ver los memes que le sacan a este hecho: los de Ibai en la presentación oficial; los que dicen ‘del París hasta la muerte’ y ni qué decir de los adultos que amaron al Barcelona de niños por la figura del 10 y ahora van a ir a las tiendas a estamparle el dorsal 30 con el nombre de Messi en la espalda de las camisetas parisinas.

Hay muchos factores que benefician a una parte pero también otros, varios, que dejan no pocas situaciones pendiendo de un hilo.

La Liga Santander es la que queda peor parada, ya que luego de la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus, en 2018, solo quedaba el ‘10’ del Barça para ser la imagen en los anuncios, pancartas, ventas, temas de conversación y demás. 

Y ni qué hablar de la pérdida económica que van a tener tanto La Liga como el Barcelona, que ya se quedó sin un dorsal menos en su planilla, el que significaba la mayor cantidad de ventas en camisetas.

Hasta sus compañeros se van a sentir extraños sin ‘Leo’ en el campo de juego; lo que quedaba de química en ese plantel entre Messi, Piqué, Busquets, Sergi Roberto y demás se fue al garete con la marcha del argentino.

El barcelonismo se va a ver afectado un tiempo por el capitán blaugrana que se fue y que no tiene quien le pueda llenar sus zapatos. Jugadores como Griezmann, Dembélé, Coutinho, Braithwaite y demás, no son los indicados para llevar al club catalán hacia los años de gloria otra vez.

Y también hay que tomar en cuenta que la caja fuerte de los ‘culés’ no está muy bien que digamos. La deuda del club es gigantesca y la salida del jugador argentino no aportó dinero a las golpeadas arcas de la institución.

Y la venta de camisetas, la grabación de promocionales, fotografías, asistencia y los contratos de derechos televisivos se firmarán por menos dinero.

Las vacas flacas llegaron al fútbol español y el foco del fútbol mundial, de la industria del entretenimiento, girará hacia París.

La travesía del club catalán va a ser difícil. Llevar la situación Messi, con todo lo que implica, hasta el límite, cuando era evidente que no tenía salida y cuando quedaban 10 días para el inicio del campeonato, es una negligencia impresionante.

Puede que la pandemia y la ausencia de una cantidad grande de aficionados en el Camp Nou calme de alguna manera el enojo y frustración de la afición culé, pero la sombra de “Lio” va a ser extremadamente larga.

Y nosolo ellos van a extrañar la presencia del 10 en la cancha; también los rivales lo harán.

Ya ‘El Clásico’ era extraño, pero ahora va a serlo todavía más: no vamos a volver a ver ese despliegue de juego que tenía la ‘Pulga’ contra el Real Madrid.

Las Copas del Rey no serán lo mismo ni los clásicos de Liga ante el Espanyol, Atlético, Athletic…

Ni qué decir de los turistas que viajaban al Camp Nou o donde jugará el club catalán en condición de visita, que la mayoría iba a ver al denominado el ‘Mejor de todos los tiempos’.

Esto último también va a mermar en cierta medida el ingreso económico de España por el lado turístico, ya que no faltaban las caras de asiáticos, africanos, y americanos en los alrededores de Barcelona y en el estadio del club impulsados por la presencia y el juego del crack argentino.

En mi memoria quedan los momentos de impresión, felicidad, incredulidad y demás que pude vivir viendo a Messi con los colores de la camiseta del Barcelona.

El gol ante el Getafe en 2007, la anotación de cabeza contra Van der Saar en Moscú; la final de Champions ante el Manchester United en Wembley; el regate en la final de Copa del Rey ante el Athletic; la celebración mostrando el dorsal en el Santiago Bernabéu; los Balones de Oro ganados; el sextete conseguido con Pep Guardiola como entrenador y muchos más títulos y éxitos que no me cabrían en este escrito.

Todo va a ser diferente ahora, pero solo queda decir lo que mi madre alguna vez expresó: ‘el cambio siempre es bueno’.

Hay tiempo de sobra para que el barcelonismo, el futbol español, los aficionados, los turistas, los compañeros y los empresarios puedan volver a encontrar esa estrella que levante todo lo que se cayó.

Y quién sabe, al rato y esa estrella ya esté jugando entre los pocos ‘jugadores excepcionales’ que quedaron en el fútbol español.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 DigitusCR es un proyecto del Laboratorio de Innovación y Producción Periodística de la Facultad de Comunicación de la Universidad Federada San Judas Tadeo. Todos los derechos reservados.