Connect with us

Día a día

Boots y troles entran a escena para dinamitar la credibilidad de los políticos

Un servicio para fake news puede superar los 10 mil dólares mensuales

Published

on

Por Dayan Núñez para Digitus CR

Un comentario positivo o negativo, muchos “Me gusta” o shares (compartidos, en el caso de Twitter) no representan necesariamente el favor o disgusto de la audiencia, sino que pueden ser un servicio contratado de una agencia publicitaria.

Estas interacciones falsas colocan al usuario real en una posición de vulnerabilidad.

“Los boots y troles son herramientas creadas, desde una perspectiva de comunicación política, para confundir al votante o potenciar una noticia cuando no se tiene una suficiente organización”, indica Daniel Quirós, asesor de comunicación política con experiencia internacional.

El experto reprueba rotundamente el uso de esas tecnologías, pues tienen la premisa de engañar, pero señala que es un problema difícil de erradicar debido a las grandes sumas de dinero que representa para las redes sociales y las agencias publicitarias, entre otros agentes.

El precio aproximado por un servicio de boots empieza en los $10.000 mensuales, según conocedores de ese ámbito. El servicio que se ofrece en Costa Rica se realiza bajo la clandestinidad.

Entrada en escena de los boots

Antes de la era digital se manejaban las «baterías de radio», término alusivo a grupos organizados de personas afines a un partido político para hacer crecer o afectar la popularidad de algún candidato político.

Su labor era expresar una opinión fingida de aprobación o disgusto de forma pública.

“Esos eran los boots o troles de esas épocas. O sea, el concepto siempre ha existido. Esas opiniones también podían inclinar la balanza; te pueden destruir fea e irresponsablemente».

«Ocasionan el cambio de tendencias o de pensamientos para algunas cosas; las interacciones que generan tienen el potencial para inclinar una elección”, agregó el experto. Y añadió que “las percepciones y sensaciones tienden a cambiar resultados”.

Aunque el sistema legal costarricense castiga las fake news, lo cierto es que es permisivo y ambiguo, según afirma el abogado experto en delitos informáticos José Adalid Medrano. 

Vea nota “Impunidad de noticias falsas se agrava en pandemia

La creciente y rápida distribución en redes sociales como WhatsApp, Facebook, Instagram, entre otras, originan una ola de desinformación que puede acabar con la imagen de un candidato político, un deportista, una institución o de usted mismo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 DigitusCR es un proyecto del Laboratorio de Innovación y Producción Periodística de la Facultad de Comunicación de la Universidad Federada San Judas Tadeo. Todos los derechos reservados.