Connect with us

Día a día

Chepe Se Baña proyecta tener el primer dormibus para mujeres habitantes de la calle

Más de 110 adultos mayores han pasado por el campamento durante la pandemia

Published

on

Marianella González Vargas para Digitus CR

Chepe Se Baña es una institución dedicada a ayudar a los habitantes de la calle, cuya misión es tenderles una mano para salir de donde están y reintegrarse a la sociedad. Esto, atrayéndolos con los buses ducha, con actividades y con voluntarios que están especializados en tratar de romper las malas conductas, tratando de cambiar el destino de los habitantes de la calle.

Con la visión de siempre darle atención a los habitantes de calle e ir llegando cada vez a más partes del país, esta institución está completamente comprometida para servir a esta población la mayoría de las veces marginada.

¿Qué ha sido de Chepe Se Baña durante esta pandemia? Es la pregunta que muchas de las personas se hacen y que el director de la fundación, Mauricio Villalobos le responde a Digitus CR.

“Chepe Se Baña evidentemente se ha reinventado durante la pandemia para atender a las comunidades vulnerables, hemos tenido que echar mano de la creatividad también para poder acompañar estas comunidades del COVID-19 prácticamente sin recursos agradeciendo siempre la ayuda de los voluntarios y patrocinadores que son los que hacen posible que podamos avanzar. Nos tocó lavatorios móviles, cenas solidarias para visitar en las noches de pandemia y buscar gente enferma y con posibles síntomas de contagio y poder atenderlas. También el campamento plan protección, cabañas COVID, todo el programa de calle salud y toda la iniciativa de la vacunación”.

Hace 15 meses esta fundación abrió su campamento para los adultos mayores de 65 años en situación de calle y con más riesgos de padecer esta enfermedad.

Fue una nueva experiencia en la cual se han atendido más de 110 adultos mayores en lo que va de la pandemia, lo que implicó buscar más recursos y capacitarse para poder atenderlos de la mejor manera.

En este contexto de COVID han podido desarrollar más proyectos y trabajar mucho más gracias a los patrocinadores, voluntarios y a empresas que no han dejado de ser solidarias y siguen ayudando.

Hoy en día Chepe Se Baña cuenta con una tienda en Multiplaza Escazú donde las personas pueden ir a realizar donaciones. Todo esto es relativamente nuevo y se pudo dar gracias a una campaña publicitaria.

“El departamento de mercadeo nos llamó para que hiciéramos una campaña, la hicimos y producto de la misma logramos poner una tienda para hacer un puente entre miles y miles clientes de Multiplaza y las personas de las calles de San José”, comentó Mauricio Villalobos.

Actualmente está planeando el primer dormí bus para mujeres, un bus inclusivo ya que muchas de ellas son habitantes de las calles y trabajadoras del sexo de la capital. Esto es para poder brindarles un espacio seguro en las noches, digno, siendo un punto de contacto para poder conocerlas, acompañarlas y ayudarlas como se hace con todos los programas de Chepe Se Baña. En unos años espera una flotilla de buses dormitorio para comunidades vulnerables y poder inspirar a los gobiernos locales para que estos programas se puedan multiplicar en otras provincias hasta llegar a ser un proyecto país.

En el albergue, durante el día, los adultos mayores necesitan mucha atención puesto que muchos están encamados con problemas de movimiento y salud. Estos adultos solo se quedan de 2-3 meses y después de eso son derivados a albergues del Consejo Nacional de la persona adulta mayor (CONAPAM).

Los voluntarios tienen diferentes funciones: hay enfermeras, médicos, asistente de pacientes, odontólogos, gente de lavandería, cocina, seguridad.

Rodolfo Garnier es uno de los voluntarios que nos cuenta que a él siempre le ha nacido ayudar a la gente de la calle, que es algo que realmente le apasiona. Cuando descubrió Chepe Se Baña, no dudo en unirse al equipo de voluntarios donde estuvo unos meses. Luego tuvo que abandonar por temas de trabajo y antes de que abrieran el albergue logró reincorporarse con el equipo, donde ya lleva 15 meses ininterrumpidos.

“Yo siempre he tenido lo que nos pide Dios, el ayudar al más necesitado, a las personas de calle y fue un día pasando por la Merced que vi que estaban ahí. Pregunte por el encargado, le hablé y me incorporé inmediatamente en el bus ducha, ahí empezó todo con Chepe Se Baña”, comentó el voluntario Garnier.

Garnier es el coordinador del lugar, sin embargo nos comentó que «todos deben hacer las labores que se les asignen, lavar, limpiar, bañar a los adultos de todo ya que siempre están en movimiento realizando de todo.»

“Yo soy el ser más feliz aquí. Realmente vemos el llamado de Dios, lo disfruto muchísimo. Nosotros acá hacemos lo que nos pongan, mi plan es coordinador, pero hacemos de todo, tenemos dos turnos de día y dos turnos de noche, todo siempre en equipo”, dijo Garnier.

Edgar Burgos voluntario actual de Chepe Se Baña cuenta su historia. “Yo fui un muchacho de la calle, tomaba mucho alcohol y cada vez más. Estuve alrededor de 5 años durmiendo en la calle en cartones, sin bañarme, sin comer, solo pensando en el alcohol. Pasó el tiempo y unos voluntarios hablaron con Mauricio y me ofrecieron ir. Yo no quería, sin embargo en el fondo de mi corazón, algo me decía que si tenía que hacerlo. Ese algo era Dios y al final me trajeron con ellos en diciembre del año pasado y ya llevo 9 meses aquí y mi vida es otra”, dijo Edgar, ex habitante de la calle y actual voluntario de la fundación.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 DigitusCR es un proyecto del Laboratorio de Innovación y Producción Periodística de la Facultad de Comunicación de la Universidad Federada San Judas Tadeo. Todos los derechos reservados.