Connect with us

Play Ball

El mundial de la innovación

El Mundial organizado por Alemania en 1974 fue un evento parteaguas en la historia de las Copas del Mundo.

Published

on

En la gran cita mundialista celebrada en Alemania 1974 se dan acontecimientos muy especiales para la historia. Por un lado, es el primer mundial donde se pone en disputa el nuevo diseño del trofeo de la FIFA creado por Silvio Gazzaniga, el cual se mantendrá vigente hasta 2038. Por el otro, el formato de clasificación para las 16 selecciones participantes cambia en la segunda fase. El brasileño Joao Havelange se estrena como el nuevo monarca de la FIFA y para este certamen se define con dos grupos de cuatro equipos, de los cuales el el líder de cada uno avanza a la gran final.

En lo que respecta a los partidos, Holanda sorprende con un sistema defensa – ataque – defensa muy propio de la «naranja mecánica». Zaire es la primera selección de la África negra en ser mundialista. En CONCACAF, por primera vez en 36 años, México no es participante, en su lugar está Haití, selección que aunque pierde todos sus encuentros, encuentra en su atacante Emmanuel Sanon el encargado de acabar el 15 de junio de 1974 con la imbatibilidad de Dino Zoff de Italia , quien tenía 1143 minutos invicto. Por vez primera se expulsa a un jugador con tarjeta roja directa, a Carlos Caszely, de Chile, por golpear al jugador alemán occidental Berty Vogts. Polonia supera expectativas de propios y extraños al lograr el tercer lugar de esta justa, consagrándose como goleador del certamen su figura Gregorz Lato con 7 goles.

Es destacable el primer y único juego mundialista entre las dos Alemanias en el estadio Volspark de Hamburgo, donde ganó 1-0 Alemania Oriental con gol de Juergen Sparwasser al 77″.

La segunda fase la integran en el Grupo A Alemania Oriental, Argentina, Brasil y Holanda y en el Grupo B Alemania Occidental, Polonia, Suecia y Yugoslavia, de donde salen líderes Holanda y Alemania Occidental respectivamente y finalistas.

Alemania Occidental busca su segundo título mundial, luego de clasificarse con éxito en las fases de grupos del mundial en su país.

LA FINAL

El 7 de julio de 1974 en el Estadio Olímpico de Múnich aparece el revolucionario sistema holandés del técnico Rinus Michels, donde destacan Win Rijsbergen, Johan Cruyff y Johan Neeskens, enfrentando a la Alemania Federal de Berti Vogts, Franz Beckenbauer y Gerd Muller, comandados por el técnico Helmut Schon.

Apenas inicia el juego, la naranja mecánica funciona casi a la perfección: un minuto y medio con 15 pases acertados y asertivos y ninguna cesión de balón a su adversario, provoca que le cometan falta de penalti. Este es cobrado magistralmente por Neeskens para abrir el marcador y enviar a los teutones al centro del campo de juego a tocar por primera vez el balón teniendo desventaja 0-1.

No obstante, el apoyo de su gente y la buena respuesta del juego alemán da sus frutos cuando al minuto 25, Win Jansen derriba en el área a Bernd Hoelzenbein, causando un nuevo tiro de sentencia que cobra con éxito Paul Breitner, engañando en su remate al arquero neerlandés Jan Jongbloed.

Un primer tiempo intenso de principio a fin, pues antes del descanso el experimentado atacante Gerd Muller entrega un pase preciso desde el costado derecho y remata a la esquina contraria del marco tulipán al 43´. 2 a 1 y estalla el júbilo de más de 70.000 espectadores locales con la remontada.

El segundo tiempo es de gran control a través del esquema táctico de los de casa, haciendose fuerte desde su columna vertebral con el guardameta Sepp Maier, el capitán Beckenbauer y su puntero Muller. Un sistema que nubló por completo el temido ‘totaalvoetbal’ (fútbol total) que en el primer tiempo lograba su cometido.

Alemania es bicampeón mundial y el ‘Káizer’ vence a Cruyff, en el duelo de las dos figuras míticas en este mundial de la innovación.

Jackson Chinchilla es periodista e investigador deportivo

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2021 DigitusCR es un proyecto del Laboratorio de Innovación y Producción Periodística de la Facultad de Comunicación de la Universidad Federada San Judas Tadeo. Todos los derechos reservados.