Connect with us

Ventana U

¿Cómo se cubren los feminicidios en Costa Rica?

Dos alumnas de la Facultad de Comunicación de la Universidad San Judas Tadeo presentaron su tesis de licenciatura poniendo la lupa en como los medios nacionales abordan los asesinatos de las mujeres en el país.

Published

on

Por Tomás Fonseca Thorner

A las mujeres las matan por ser mujeres. Hay que decirlo sin eufemismos. Este atroz fenómeno que atraviesa América Latina en general y Costa Rica en particular, ¿Cómo lo abordan los medios de comunicación nacionales? ¿Qué se puede decir respecto de sus coberturas periodísticas cuando se produce un feminicidio?

Cuestiones de esta índole son las que se interrogaron y respondieron las periodistas Laura Chavarría Aguilar y Montserrat Rodríguez Pérez en su tesis para optar por su Licenciatura en Comunicación de Masas, titulada “¿Cómo cubrir un feminicidio? Análisis del abordaje periodístico en los principales medios digitales de Costa Rica en los casos de feminicidios.”

La Universidad San Judas Tadeo, además de acompañar al alumnado en sus procesos de elaboración de tesis sobre temas y cuestiones que, en el fragor del día a día laboral, un periodista difícilmente se detenga a pensar y reflexionar, también pregona el darles visibilidad a los trabajos de calidad; de ser el vehículo para que los productos académicos no queden únicamente dentro del contexto de una evaluación, sino que logren trascender esta frontera.

En este sentido es que Chavarría Aguilar y Rodríguez Pérez encontraron en el curso de Derecho a la Información y Ética del Bachillerato de Periodismo, catedra dirigida por el profesor Ricardo Nassar, el entorno habilitante para exponer su investigación. La casa de estudios, junto con la valoración y anuencia del docente, consideraron que el trabajo de las estudiantes revestía de valor para la formación y el quehacer profesional de los y las futuras periodistas.

Con seguridad y con el deseo de compartir su investigación y sus hallazgos a la comunidad académica, comenzaron explicando porque se decidieron a analizar la cobertura y el abordaje periodístico en los casos de feminicidio del país. Y este porque resonó con fuerza:

“Por la incomodidad de dos mujeres. Primero, porque como mujeres podemos ser víctimas de estos actos en cualquier momento en Costa Rica”, dijo Chavarría. “Y segundo, porque somos periodistas y queremos generar un cambio de percepción respecto de cómo se ve y se trata a la mujer en los medios de comunicación. Y ver si esto puede crear una diferencia en nuestro país,” completo Rodríguez Pérez.

Para las autoras de la tesis, cuyo tutor fue Óscar Ureña García, Subdirector Académico de la Facultad de Comunicación de la Universidad San Judas Tadeo,  la llama que encendió el fuego (la hoguera) para la investigación, fue una frase de Patricia Mora Castellanos, ex presidenta ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU).

“Vivimos en una sociedad donde a las mujeres aun nos castigan por decir no, por decir sí, por quedarnos en casa y por salir de ella, por caminar en la vía pública demasiado tarde o demasiado temprano. Por pensarnos libres no matan.”

Contexto de la investigación

Recién desde el 2007 se empezaron a registrar los casos de feminicidios en Costa Rica. Es por eso que Chavarría, de forma enérgica, dijo “quiero hacer un énfasis en la palabra registrados. En América Latina solamente se registran del 15 % al 20 % de los casos reales de feminicidios.” Y Rodríguez la acompañó con otro dato relevante, ya que “el 20 % de los casos de violencia domestica registrados terminan en muerte.”


Fuente: Observatorio de Violencia del Ministerio de Justicia y Paz (Crédito: Chavaría y Rodríguez)

Las autoras indicaron que en Costa Rica existen dos tipos de feminicidios que se registran. El primero, el feminicidio legal del artículo 21 de la Ley 8589 de Penalización de la Violencia contra las Mujeres (LPVCM). Este registra la muerte a manos de sus parejas. Ya sea de unión libre, noviazgo o conyugue. El segundo es el de feminicidio ampliado donde no hay una conexión inmediata o de intimidad, sino que es al azar. Este es el que sistema judicial costarricense considera como muertes específicamente por razones de género.

La investigación

Sobre los dos tipos mencionados anteriormente se basó la investigación, tomando dos casos particulares de mujeres asesinadas que fueron seleccionados por el alcance a nivel nacional: el de Luany Valeria Salazar y el de Alison Bonilla. Mientras que el primero se puede entender como un caso de artículo 21 de la LPVCM, el segundo se puede ver como un caso de feminicidio ampliado.

Las periodistas explicaron que el interés del público costarricense hacia estas tragedias “demandó a los medios mucha información sobre la resolución, sobre el acto de violencia, llevando a sobreexponer a las dos mujeres, sus familias, sus vidas y hasta sus muertes en el ojo público. Esto nos llamó la atención.” 

En su investigación, se enfocaron en dos medios de comunicación digitales. La Nación, que posee su versión impresa pero no fue contemplada en el estudio y en CR Hoy, que nació y se desarrolla enteramente como digital. Optaron por analizar estos medios con su característica digital porque los alcances son muy altos, pero también “porque la sociedad costarricense consume mayoritariamente noticias de forma digital. Ambos, al ser digitales, tienen mucha relevancia y engagement en las redes sociales,” comentó Chavarría.

El tipo de notas analizadas fueron las que buscan el “clic”, algo muy deseado por los medios. Y justamente Rodríguez indicó un dato que lo refrenda ya que “se estima que hubo alrededor de 2 millones de personas de alcance con los dos casos mencionados.”

Hallazgos

Tras un trabajo minucioso y metodológico con la lupa puesta sobre La Nación y CR Hoy, en lo que refiere al análisis del lenguaje, Chavarría y Rodríguez observaron que la culpabilidad suele estar puesta en la victima, incluso llegando a haber reproches para con esta, imperando el sensacionalismo. Aparece el uso de frases y palabras que intentar generar resonancia en el público, pero terminan siendo ofensivas.

Lo que denotan ciertas palabras/vocabulario, permiten perpetuar un tipo de comunicación machista y misógino. Por ejemplo, “La mató por amor”, borra el problema social que subyace estos actos. Y CR Hoy en específico, utiliza un lenguaje más casual que propicia el perder la integridad de la víctima y del respeto que se le debería dar. Hay una búsqueda de generar morbo.

Por el lado de La Nación, si bien se redactaron notas estructuralmente “limpias”, el problema principal radicó en los enfoques, puesto que perdieron sensibilidad hacía la víctima. La integridad y el respeto por el ser humano, su vida y su muerte quedaron totalmente de lado.

En cuanto a las fuentes oficiales y testimoniales, CR Hoy tiene diferencias con La Nación debido a que no utiliza ambas. Solo cita una por nota y además no se usan siempre de manera correcta. Al ser un medio íntegramente digital, sus escritos tienden a ser sumamente cortas, situación en las antípodas de La Nación, que las suele (re)llenar de información irrelevante. Justamente en lo que a la información no relevante refiere, La Nación y CR Hoy tienen el común denominador de brindar información y datos que no aportan valor a las notas; que aparece para cumplir con determinada extensión y poder publicarla. Y acá entra, para las investigadoras, el concepto del amarillismo.

Si de enfoques se trata, las autoras indicaron que los dos medios “apelan al morbo, al sensacionalismo. Buscan convocar el sentimiento del lector sobre el caso que está ocurriendo, sin preservar la integridad de la víctima. Prima lo sentimentalista.”

Conclusiones, recomendaciones y una invitación

Caminando el final de su exposición, las futuras licenciadas compartieron con su auditorio las conclusiones y recomendaciones que brotaron de su práctica investigativa.

Como primer punto, indicaron que es vital “tener una asesoría de alguien especializado en género. Para que medios de comunicación y periodistas puedan entender la naturaleza e importancia de cada feminicidio. Entender cuál es el abordaje correcto preservando la integridad de la víctima y como se lo debe comunicar a la sociedad. Una asesora de genero generaría más y mejor consciencia con respeto por la víctima y logrando que los feminicidios adquieran mayor relevancia y espacio en los medios de comunicación.”

De la mano con esto, evalúan que “con asesoría e indagación en cómo abordar este tema, se va a crear una reflexión mayor tanto en lo periodístico como en lo cultural, que va a elevar el periodismo en Costa Rica”.

Y también consideran de suma importancia una “restructuración respecto del abordaje, el enfoque y la información que se le tiene que dar a este tipo de casos. Es una reestructuración ideológica, periodística.”

Para culminar, Chavarría y Rodríguez invitaron a su público, futuros periodistas a “ser autocríticos en el tipo de información que consumen y en la que van a reproducir cuando estén en medios. (Los casos de feminicidios) son temas delicados, porque estamos hablando de personas, de mujeres que están siendo asesinadas.” 

© 2021 DigitusCR es un proyecto del Laboratorio de Innovación y Producción Periodística de la Facultad de Comunicación de la Universidad Federada San Judas Tadeo. Todos los derechos reservados.